English Spanish Brasil Français

Los tres mejores restaurantes sin gluten de París

Publicado el junio 9, 2016 por Guillem en

Cuando alguien es intolerante al gluten o le sienta mal, no es fácil encontrar en París lugares en los que dar un bocado sin riesgos y sin renunciar por ello al placer. Aun así, cada vez surgen nuevas ideas y restaurantes concienciados con este problema y adaptan sus cartas a las distintas intolerancias para proponer deliciosos menús sin gluten, ¡tanto que hasta sus amigos más escépticos desearán unirse usted para disfrutar de un brunch o un almuerzo!

El restaurante NoGlu

NoGlu Paris
© NoGlu.fr

El sueño de cualquier intolerante al gluten probablemente sea poder entrar en un restaurante y pedir lo que se le antoje de la carta sin tener que pedir a los camareros que quiten ingredientes de los platos o preguntar sobre la preparación, y seguramente también probar comida sabrosa que no parezca un último recurso desesperado a base de productos sustitutivos. Por esa razón, NoGlu se ha comprometido a proponer una carta creativa que renueva constantemente y en la que no existe ningún riesgo de contaminación, y ofrecer platos que prepara y sirve un personal bien informado. Son los pequeños detalles que no se aprecian los que marcan la diferencia y le permiten disfrutar de su almuerzo de negocios o su cena entre amigos con total confianza.

En cuanto a su oferta, dispone de platos de carne, pescado o verduras todos los días, pizzas los martes, hamburguesas los miércoles e incluso brunch los sábados. Amigos intolerantes, ha llegado su hora: ¡invite a sus amigos a un restaurante hecho su medida! Verá cómo son incapaces de resistirse a un sándwich club de harina de garbanzos ni a esos sablés tan adictivos. Apostaría incluso a que después de la comida algunos irán directos a la tienda de enfrente a comprar algo de este delicioso pan sin gluten y de la tarta de queso de la casa para llevar.

Passage des panoramas, 16, 75002 (París). Reservas en el +33 (0) 1 40 26 41 24. Almuerzos de lunes a viernes de 12:00 a 14:30, brunch los sábados de 11:00 a 15:00 y cenas de martes a sábados de 19:30 a 22:00.

Café Pinson

Pinson Paris
© CafePinson.fr

El Café Pinsón no es en realidad un restaurante sin gluten certificado, pero propone una cocina ecológica, vegana y sin harina de trigo ni productos lácteos en una carta sana y creativa que hará las delicias de casi todos los intolerantes alimentarios. Fundado por una apasionada de la naturopatía y exquisitamente decorado por Dorothée Meilichzon, es la prueba que se puede combinar el bienestar, la vida social y la gula. Es una experiencia que se debe probar a la hora del almuerzo o de la cena para descubrir sus ensaladas, sus curris de verduras, sus cremas vitaminadas y sus crumbles salados, aunque también para disfrutar de una pausa dulce con té, batidos de frutas, magdalenas y cafés con leche, e incluso a la hora del brunch del domingo.

El éxito de este café tan sano es innegable, y es que el Café Pinson sigue haciendo adeptos en París: ya son tres los establecimientos que acogen a los amantes de los platos caseros y a los intolerantes de todo tipo que buscan sabores auténticos.

París, distrito 3: rue du Forez, 6, +33 (0) 9 83 82 53 53; de lunes a viernes: 9:00-00:00; sábados: 10:00-00:00; domingos: 12:00-18:00 (brunch, dos servicios: 12:00 y 14:30). París distrito 10: rue du Faubourg Poissonnière, 58, +33 (0) 1 45 23 59 42; de lunes a viernes: 9:00-19:00; sábados: 10:00-19:00; domingos: 11:00-18:00 (brunch, dos servicios: 12:00 y 14:30). París, distrito 8, avenue des Champs-Elysées, 66; de lunes a sábado: 11:30-18:00; domingos: 13:30-18:00.

La Guinguette d’Angèle

La Guinguette d'Angele
© LaGuinguettedAngele.com

Lo que inicialmente era un puesto de comida para llevar depurativa con opciones sanas cuyos comensales devoraban rápidamente apenas salían de la fila se ha convertido en poco tiempo en uno de los lugares favoritos de la capital. Efectivamente, resulta que lo orgánico, lo sin gluten y lo vegano pueden ser tendencias glamurosas que se pueden degustar en Chanel y que son lo suficientemente modernas para Kitsuné. Enseguida, todo el mundo quiso probar estos bocados surtidos de flores silvestres, y de hamburguesas de col y tomates cebra. Cuando Angèle finalmente abrió su puesto en París en el que proponía unas cajitas de almuerzo saludable, la gente se abalanzó sobre la quinoa y la sopa de apio.

El efecto de moda pasó, pero los adeptos siguen allí, fieles a su sano ritual de la pausa del almuerzo y al efecto sorpresa de unas recetas que cambian constantemente. Las cestas de pícnic también le permiten degustar su risotto, su falafel sin gluten y su matcha latte a salvo de las codicias que suscita un recipiente tan sexy.

Rue Coquillère, 34, 75001 (París). Abierto de 11:45 a 15:00 de lunes a viernes.

Deja un comentario